No dejes que nos aprieten con amenazas

Estamos viviendo días negros para los derechos fundamentales de quienes defendemos el medio ambiente. Los poderosos que denunciamos no sólo destruyen el planeta, también amenazan con destruir a quienes los exponemos cuando ven afectados sus intereses.

A principios de marzo, el empresario Alejandro Braun Peña -dueño de la Finca Cuchuy (Salta) y a quien reclamamos que deje de desmontar bosques nativos- enfrentó en persona a miembros de Greenpeace y amenazó con gastar “2 o 3 palos verdes” para perjudicarlos a ellos particularmente y a nuestra organización. Su abogado agregó “Por suerte estamos en otra época del país. Él no es Yabrán, sino, imagínense”.  Diez días después, el diputado nacional del PRO Juan Carlos Villalonga realizó amenazas telefónicas a uno de esos mismos miembros de nuestra organización.

Es la primera vez en la historia de Greenpeace Argentina que recibimos amenazas directas de ser destruidos. Estos dos hechos fueron denunciados ante la justicia con demandas y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En un país democrático no podemos permitir un trato intimidatorio y no vamos a dejarnos presionar por el poder. Cuando amenazan a Greenpeace también amenazan la libertad de las personas que apoyan nuestras campañas. Pedile al gobierno nacional que asegure la libertad de expresión y el derecho legítimo al reclamo. Completá el formulario a continuación para acompañar este pedido.

 
personas ya participaron.

¡FIRMÁ AHORA!

Participá para exigir libertad de expresión y derecho al reclamo. Enviá esta carta al presidente Mauricio Macri.


Al firmar, aceptás nuestra política de privacidad. Recibirás información sobre nuestras campañas y formas de participar. Podrás desuscribirte cuando quieras.